Nota: Lo destacado en Azul Claro, fotografías o Información adicional.




16 de abril de 2010

-BAHIA DE GANDO.

-HORNOS DE CAL: -La cal se convirtió en un material fundamental para la construcción de las obras públicas que se realizaron desde finales del XIX y principios del XX, llegando la producción de hornos de cal a su punto más álgido a mediados del siglo XX, al término de la Guerra Civil Española y la 2ª Guerra Mundial, debido a la demanda interna que consume toda la producción. El sureste de Gran Canaria es una de las zonas donde más hornos de cal existían, concretamente en Gando, El Goro y Ojos de Garza producían 6 hornos de cal, en la década de los 50. -Vista Aérea De la Bahia de Gando . -Según datos recogidos en el Anuario Comercial, Industrial y profesional de la provincia de Las Palmas, los propietarios e instalación de hornos son los siguientes:
José Díaz Quintana: El Goro.
Eufemiano Fuentes Cabrera: Gando.
Juan Oliva Gómez: El Goro.
Juan Martel Martel: El Goro.
Juan Peña Gil: Gando.
Miguel Ramírez Sánchez: Gando.
-La irrupción del cemento a partir de los 60 en el sector de la construcción, hizo que se abandonaran y desaparecieran paulatinamente los hornos de cal, quedando hoy en día como simples vestigios de nuestra historia y que debemos rescatar como parte de nuestras señas de identidad. -LAZARETO SUCIO DE GANDO. -El lazareto fue subastado en 1886, siendo en ese entonces ministro de La Gobernación, Don Fernando León y Castillo. El edificio costó mas de 1 millón de pesetas, su depósito de agua 200.000 pesetas y 600.000 su mobiliario. Su constructor fue el ingeniero D. Juan León y Castillo. -El Lazareto se construyó con la intención de tratar a los pasajeros de las embarcaciones que llegaran a las islas con algún tipo de enfermedad contagiosa, para así mantenerlos en cuarentena. Pero este servicio lo realizó en pocas ocasiones, quedando prácticamente inutilizado con el tiempo porque ningún proyecto llegó a cuajar. -Uno de los recuerdos más tristes de nuestra historia fue el uso como campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil y en los años posteriores. Actualmente está en estado ruinoso y sólo se ha rehabilitado la ermita y el templete. -LAZARETO DE GANDO,1925-1928. TEODORO MAISCH. -CAMINO DEL LAZARETO1910. -MANTO ARBÓREO. -La fijación de las dunas, por medio de la plantación de árboles, supuso un gran acierto por cuanto evitó que la arena se desplazara constantemente debido a los vientos reinantes en Gando. De esta manera se modificaron las condiciones medioambientales de la zona. El proyecto fue una colaboración entre el Cabildo, el Distrito Forestal de Las Palmas y el Jefe de las Fuerzas Aéreas del Atlántico, Coronel Más de Gaminde. -CREACIÓN DEL AEROPUERTO. -Desde un primer momento fueron evidentes las magníficas condiciones de Gando como base para un futuro aeroportuario, utilizándose su bahía para el amerizaje y despegue de los hidroaviones, como quedó reflejado con el despegue del “Plus Ultra” en 1928. Otro de los vuelos más significativos fue el aterrizaje del Zeppelín, el 11 de octubre de 1928 para atravesar posteriormente el Atlántico. Ocurrió un tanto igual con los vuelos de los hidroaviones “Dornier Wal” de la Lufthansa. Para su servicio se construyó una rampa varadero y un hangar. -DORNIER DO X. 1930 -ZEPPELIN. 1932 -El 7 de abril de 1930, el Cabildo compró por 75. 000 pesetas, 700.000 MS. Cuadrados para la instalación del Aeropuerto Nacional de Gando, formándose una junta en ese mismo año. Pero fue con la creación de la Base Aérea cuando se dio el espaldarazo definitivo al aeropuerto de Gando. Desde 1940 se construyen las nuevas instalaciones que han ido dando paso al actual parque aeroportuario. La parte negativa fue la expropiación de las viviendas de los pescadores y otros oficios, (hornos de cal), así como la desaparición de la playa del Castillo bajo el hormigón de pistas y hangares. -Primer vuelo de avión de Hélices. -Antigua terminar del Aeropuerto de Gando 1960-70 y 2008. Mediado Del Siglo XX. Las humildes y sencillas casas de los pescadores en la playa de Gando.
-Algunas de las Antiguas viviendas que fueron Expropiadas en los años (1950-60) LAZARETO Y PENÍNSULA DE GANDO 1925-1930. -BAJA DE GANDO. -Está situada a una milla y media de la Punta de Gando y fue calificada como peligrosa porque allí se han hundido varios barcos a lo largo de la historia marinera de las islas. El más famoso fue le naufragio del trasatlántico Alfonso XII, hundido en la “Baja” el 13 de Febrero de 1885. Transportaba, a parte de soldados y pasajeros, armamentos y mercancías; pero lo más valioso era dos arquetas de millones de duros de plata para le pago de los militares destinados a cuba y Puerto Rico. -Trasatlántico Alfonso XII construido en 1875. -En los años 40, (1946), se hundió el “Monte Isabela”, en décadas posteriores, un ballenero noruego, el pesquero “Nueva Unión”, en 1974. Tanto en el primer caso como en estos últimos, la ayuda rápida de los pescadores de la zona hizo posible el salvamento de las personas embarcadas en los citados barcos

1 comentarios:

Manuel García-Castellón dijo...

Tierras de Gran Canaria, sin colores,
¡secas!, en mi niñez tan luminosas.
Montes de fuego, donde ayer sentía
mi adolescencia el ansia de otros lares...
Campos, eriales, soledad eterna,
honda meditación de toda cosa...
¡El sol dando de lleno en los peñascos
y el mar, como invitado a lo imposible!
¡Todos se han ido! Yo, desnudo y solo,
sobre una roca, frente al mar, aguardo
el mañana, ¡y el otro!...
¡Horas amadas
no nacidas aún! Ansias secretas
de esa perfecta orientación humana...

Tierra de amor, en lejanía, siempre
llena de luz para mis ojos crédulos...
En esos campos sin color, mi alma
tiene el eco engañosos del Desierto.

En el azul están mis ideales
tan invisibles como las estrellas
en este atardecer. ¡Y sin embargo,
ahí brillando están eternamente!
Campos de Gran Canaria, sin colores,
¡secos!, en mi niñez tan luminosos...
¡Montes de fuego, donde ayer sentía
mi adolescencia el ansia de otros lares!...
Soledad, aislamiento, pesadumbre...
El corazón siempre en un breve misterio
y el alma sobre el mar ¡blanca!... ¡El velero
que no pasa jamás del horizonte!...

Alonso Quesada

Publicar un comentario

Visitantes.

.